Senadora del PAN solicita a la SHCP evitar el quiebre financiero del municipio de Cadereyta, Querétaro

*El municipio adeuda la mitad de su presupuesto por malos manejos administrativos

*Ya existen denuncias penales contra exfuncionarios

 

La senadora Marcela Torres Peimbert presentó un punto de acuerdo para solicitar a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SCHP) que evite la quiebra financiera del municipio de Cadereyta en Querétaro, luego del fraude cometido por exfuncionarios del gobierno anterior en contra de los cadereytenses.

“La propuesta a la autoridad hacendaria es para que instrumente un Programa de Rescate Financiero por el mal manejo de los recursos de los cadereytenses y que involucra un fraude de más de 100 millones de pesos, lo que representa el 50% del presupuesto de este municipio”, precisó la legisladora.

“Lo preocupante de este tipo de deudas incosteables es que los gobiernos entrantes ven profundamente limitada su acción de gobierno y el cumplimiento de sus obligaciones legales”, dijo.

Torres Peimbert detalló que en julio de 2015 ya había presentado un punto de acuerdo para alertar al exgobernador de Querétaro, José Eduardo Calzada Rovirosa, hoy titular de la Sagarpa, y al presidente Enrique Peña Nieto, sobre las acciones fraudulentas del ahora expresidente municipal, Rodrigo Mejía y de su gabinete, “sin embargo hicieron caso omiso”.

“A través de dicho punto de acuerdo se exhortó al Secretario de Planeación y Finanzas del estado para coordinarse con las autoridades del ayuntamiento y estructurar un esquema financiero a fin de cumplir con la responsabilidad constitucional y contractual de cubrir los salarios y prestaciones de un grupo de 162 trabajadores sindicalizados a quienes se les debían diversas sumas por concepto de sueldos, aguinaldos y prestaciones sindicales”, explicó.

Sin embargo, acotó que el anterior gobierno municipal incumplió por lo menos con 35 cláusulas dejándole este problema al actual gobierno, situación que compromete peligrosamente el presupuesto del municipio.

Además, a dicha deuda se suman casi doce millones de pesos con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, por no haber pagado impuestos durante el último ejercicio fiscal.

Entre otros adeudos están más de 47 millones de pesos a diversos proveedores, sin contar la deuda que se tiene por más de 6 millones de pesos a proveedores por la última feria que realizó el anterior gobierno municipal.

Asimismo, existe un adeudo de más de 600 mil pesos ante la Comisión Estatal de Aguas, por falta de pago de sus servicios, lo que ha obligado a la municipal a solicitar pipas de agua para surtir las instalaciones de la Presidencia.

Cabe destacar que “Cadereyta cuenta con un presupuesto de 208 millones de pesos, pero debido al boquete financiero de más de 100 millones de pesos por malos manejos de las anteriores autoridades municipales, ahora se encuentra al borde de la quiebra”, explicó la legisladora.

Dijo que la situación por la que atraviesa Cadereyta es un claro ejemplo de corrupción y que se debe aplicar la nueva Ley Anticorrupción, para que no quede impune este acto de corrupción por parte de Rodrigo Mejía y exfuncionarios de su gabinete.

En tanto, Enrique Bolaños, actual presidente municipal de Cadereyta, apuntó que ante los malos manejos hechos por la anterior administración, ya fue interpuesta una demanda penal contra quien resulte responsable; así como otras denuncias, administrativas y resarcitorias, para todos los casos.

Finalmente, dijo que “el gobernador Francisco Domínguez está enterado de esta problemática y quedó en apoyarnos, y por lo pronto a través de las vías legales buscamos resolver esta grave problemática que nos ata las manos para poder ejecutar los diferentes programas del Plan Municipal de Desarrollo”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.