ABANDONO TOTAL EN LA INFRAESTRUCTURA CICLISTA: OCM

.

*El ITDP calificó a Querétaro como la tercera ciudad más ciclista de México

A través de un comunicado el Observatorio Ciudadano de Movilidad emanifestó una gran preocupación por el hecho que, a más de  un año de  iniciada  la presente administración municipal, la  infraestructura  ciclista  en el  municipio de Querétaro exhibe  un abandono total.  

«El  ranking Ciclociudades  del  Instituto de  Políticas  para  el  Transporte  y el  Desarrollo (ITDP), por sus  siglas  en inglés) en su edición 2019 calificó a  la  ciudad de  Querétaro como la  tercera  ciudad más  ciclista  de  México y la  de  mayor avance  respecto de  mediciones  previas, en donde  uno de  los  criterios  de  evaluación eran los kilómetros  de  ciclovías;  con profunda  tristeza  vemos  que  la  infraestructura  dedicada  al  desplazamiento de personas  en bicicleta  se  está  deteriorando a  pasos  agigantados, muestra  inequívoca  del  desinterés  de  nuestras autoridades  municipales  en fomentar medios  de  transporte  distintos  al  automóvil».  

Este desinterés aseguran, se manifiesta no sólo en  el nulo mantenimiento dado a  las  ciclovías existentes, sino también en la  indolencia municipal exhibida en bacheos y reencarpetamientos en sitios  donde hay una ciclovía, ya  que luego de  concluído el trabajo, no se repone  la  señalética, bolardos, vialetas, boyas  divisorias ni la pintura, fundamentales  para segregar el  tránsito y separar a  los  ciclistas de los autos, brindando cierta  seguridad en el uso de la calle y que  ayude a los automovilistas a identificar mejor las  trayectorias ciclistas, evitando interactuar con los usuarios vulnerables  y reduciendo los riesgos de colisión.   

Reconocen que en su momento el  municipio de Querétaro había iniciado un importante esfuerzo en dotar de  infraestructura ciclista a sus vialidades, lo que permitía que los automovilistas, aunque en principio renuentes  a ellas, se  acostumbraran a su presencia  y fortalecieran la cultura de respeto a  los  ciclistas, en concordancia con la  pirámide  de  movilidad expresada  en el  nuevo Reglamento de tránsito del  estado de  Querétaro.

Sin embargo, señalan que al eliminar de  facto  las  ciclovías, se incrementa el riesgo vial  de  quienes eligen este  medio de  transporte  para realizar sus traslados y desincentiva a los potenciales usuarios que podrían sentirse atraídos a utilizar este  medio de  transporte.

Manifiestan que si la misma autoridad induce una percepción de inseguridad vial al eliminar las ciclovías, los usuarios  potenciales y actuales optarán por otras  alternativas, una de las cuales puede  ser la  adquisición de un auto y el consecuente aumento de la congestión.

«Una  ciclovía  no es  un detalle  arquitectónico cualquiera;  es  el  reconocimiento que  hace  la  ciudad a  las bondades  que  ofrece  el  transporte  urbano en bicicleta:  viajes  más  económicos, menos  congestionamiento vial, menor contaminación del  aire, menor estrés  urbano, mayor fomento del  activamiento físico y mejor convivencia  urbana».

Sin mencionar, refieren, el  mensaje  implícito de  democracia  y equidad:  con  esta  infraestructura, la ciudad brinda  el  mismo respeto al  usuario de  la  calle  que  se  transporta  en un vehículo de  dos  mil  pesos, como la  bicicleta, a  uno que  se  transporta  en un vehículo  de  un millón de  pesos, como algunos  autos  deportivos


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.