ESPEJOS: EL ARTE DE TEJER ALFOMBRAS

POR GUILLERMO GONZÁLEZ HUDSON

La temporada de registros de aspirantes a candidatos realmente fue poco sorprendente y menos destacable. Quizá la única sorpresa de la jornada ha sido la designación de la magistrada jubilada del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Querétaro, Celia Maya García, como única precandidata del partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) a la gubernatura.

Es decir, no hubo sobresaltos, salvo los naturales y esperados desencuentros provocados por la falta de liderazgo y conducción en MORENA, cuya dirigencia estatal ha mostrado una total incapacidad para acercar a los distintos, limar asperezas y salir con candidatos únicos cobijados por todos los interesados que les permitan transitar sin quebrantos internos hacia la elección constitucional.

Y el mejor ejemplo de lo contrario, esto es, el aseo político, lo mostró el presidente municipal de Querétaro y aspirante a candidato a la presidencia municipal capitalina en reelección, Luis Bernardo Nava Guerrero.

Desde que se conocieron los resultados de la elección de 2018, antes de la impugnación del equipo del candidato de la coalición ‘Juntos Haremos Historia’, Nava Guerrero tenía claro que el siguiente paso en su carrera política era buscar la reelección (aunque no faltó el malintencionado que le intentó meter malas ideas al senador Mauricio Kury González, presentándoselo como su adversario en la carrera por la gubernatura), por eso no sorprende que así lo haya hecho.

Lo que sí es de destacarse es la operación política que logró hacer al interior del Partido Acción Nacional (PAN) en el estado para cerrar filas en torno a su proyecto de parte de otros liderazgos que se habían empezado a asomar y a mover alfiles. Tenemos el caso del grupo del fallido candidato a la Presidencia de la República Ricardo Anaya Cortés que llevaba meses moviendo a la diputada federal Ana Paola López Birlain entre algunos grupos locales, por si se ofrecía. O el lejano exalcalde Armando Rivera Castillejos, que hizo su tradicional placeo dejándose ver en mesas acompañado del entonces delegado de la Secretaría del Bienestar, el senador por MORENA Gilberto Herrera Ruiz, o del dirigente de Redes Sociales Progresistas, Ulises Gómez, y el exdirigente estatal priista Jesús Rodríguez.

Al final, lograron concitar los intereses de los diferentes grupos para evitar fracturas innecesarias. Y ese es un acento que, si bien es silencioso y discreto, tiene un eco tremendo que seguramente permitirá asistir a la constitucional de junio de manera más amable.

Si algo han aprendido los panistas en los últimos 24 años en que han tenido la oportunidad de probar las mieles del éxito electoral en el estado, a diferencia de priistas y morenistas (quienes prefieren operar contra sus compañeros de partido antes que ponerse de acuerdo), es que ganan más ganando que perdiendo. Y eso los incluye a todos: tanto a los candidatos, sus fórmulas y grupos de apoyo, como a aquellos que no alcanzaron candidaturas. Porque el gobierno es ancho y ajeno. Caben todos… sólo han que ganar para acomodarse, afuera o adentro.

Por eso es que los mensajes que dejó el discurso de Luis Bernardo Nava en la mesa durante su registro dominical en la sede panista, no tienen pierde. A saber.

1.- Pone a la familia al frente, una de las fortalezas de la queretaneidad. “Pocas cosas superan la oportunidad de trabajar por la tierra que me vio nacer, dar mis primeros pasos, crecer, y también caer y levantarme. Sin duda, en mi caso, solo lo supera el compromiso de ser padre y el orgullo de haber formado una familia (…) Siempre he creído que Querétaro es una gran familia con un mosaico cultural que hoy nos hace únicos, y porque la familia es y será tu compañera permanente, tenemos que cuidarla y fortalecerla”. Y se acompaña de su familia en pleno, detalle muy bien recibido.

2.- Reconoce el valor de la militancia y la lealtad. “Busco contar con el respaldado de la militancia, para abanderar nuestro pensamiento y nuestros propósitos (…) La unidad ha sido y será nuestra mayor fuerza; no podemos romperla (…) Tengo muy claro que si estoy aquí, es gracias a todas y todos ustedes, porque nadie jamás llega solo. Por ello, reafirmo mi lealtad por seguir cumpliendo con hechos, y seguir correspondiendo a su confianza (…) Sigamos trabajando en equipo, porque: ¡Unidos somos más fuertes!”. De hecho, en su equipo de reelección habrá sorpresas con la integración de gente de los diferentes grupos de interés que conforman al panismo queretano.

Queda claro que busca evitar los errores de 2018, cuando una carrera que inició ganando por diferencia de 2 dígitos terminó segundos antes de la media noche del 30 de septiembre, y ello dependerá tanto de un cambio de actitud en campo como de la conformación de su equipo. Hoy el primer paso está dado, al colocar los mensajes adecuados… En el comienzo de todo, Dios creó el cielo y la tierra. La tierra no tenía entonces forma alguna; todo era un mar profundo cubierto de oscuridad, y el espíritu de Dios se movía sobre las aguas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.