ASPIRANTES A CANDIDATOS Y A REELECCIÓN TRABAJAN

TRAS LA VERDAD

ASPIRANTES A CANDIDATOS Y A REELECCIÓN TRABAJAN

PARA POSICIONARSE

Héctor Parra Rodríguez

 

Para nadie es desconocido que en política los tiempos para buscar candidaturas, fueron totalmente alterados por aquello de las reelecciones consecutivas hasta por 12 años en los cargos de elección popular. No se puede ignorar que presidentes municipales y diputados andan en campaña.

Por eso no debe extrañar que el aun delegado de la Dirección de la SCT, Juan Vázquez, haya “confesado” su aspiración por un cargo político electoral, por eso adelantó su renuncia como titular de esa Delegación Federal.

Otro movimiento de la misma naturaleza es el de Ernesto Luque, ahora exdelegado del IMSS, quien fue transferido a la Delegación de la Sedesol, de donde salió candidato a la Presidencia Municipal de Querétaro, Manuel Pozo. Cambio que apenas se consolidó. En las pasadas elecciones mucho se dijo sobre la candidatura de Ernesto Luque, la cual le arrebató el mismo Manuel Pozo, quien se había posicionado políticamente en la Delegación que ayuda a la gente con más necesidades. Fue la plataforma política de Manuel.

El mismo Marcos Aguilar Vega, hoy Presidente Municipal de Querétaro, trabajó desde la LXII Legislatura Federal, para acceder a la candidatura de su partido; con un anunciado adelanto se posicionó y ganó las elecciones.

Como tampoco es desconocido para quienes conocen de política, que el mismo Marcos Aguilar, buscará la reelección o incluso, la senaduría, para, en el 2021, buscar la candidatura al gobierno del estado. Cada vez tienen más tiempo los políticos para fraguar sus pretensiones político-electorales, acorde con los cambios constitucionales y legales. Aunque llevan ventaja quienes hoy ocupan cargos de representación popular, por aquello de las reelecciones consecutivas; con presupuesto público y trabajando en lo suyo hacen campaña.

La gran diferencia y desventaja está en aquellos que no ocupan cargo de elección popular, esos tienen que trabajar e invertir de su propio dinero para, primero, posicionarse al interior de sus partidos; segundo, lograr la candidatura. También llevan ventaja quienes ocupando algún cargo administrativo manejan buen presupuesto público que les permite “exponerse” mediáticamente y así posicionarse ante los potenciales electores.

Más desventajas para quien no goza de fuero constitucional. Efectivamente, cualquier pretenso a ser candidato corre el riesgo de ser “descalificado” por adelantarse a los tiempos electorales. Hay sentencias del TRIFE que así lo han resuelto, incluso con cancelación de candidaturas por haberse adelantado a los tiempos electorales. Así es de injusta la justicia electoral.

A pesar de que apenas llegarán a los 4 meses de las administraciones de 3 años, la carrera por las candidaturas ya empezó. Eso ni dudarlo. De ahí la –hasta ahora- inocente declaración de Juan Vázquez, quien anuncia desde ya su interés por una candidatura y desde fuera estará trabajando para conseguir su objetivo. En tanto que Ernesto Luque hará lo propio desde la Delegación de la Sedesol. Y presidentes municipales como Marcos Aguilar, estando en lo suyo, ya trabaja para la reelección; así como uno que otro diputado local y federal. Baste ver sus apariciones en los medios masivos de comunicación y redes sociales para constatar las frenéticas y constantes apariciones de los interesados.

Ahora el calendario y reloj electoral no tiene tiempos, salvo aquellos que enmarcan las leyes electorales como “normas a cumplir”; vamos, los procesos electorales para cumplir con las distintas etapas legales. Dice el dicho popular que: “Quien no enseña no vende”. Y, para los políticos es tiempo de enseñar para poder vender en menos de 3 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *