Confirma Procuraduría de Querétaro muerte de Yosheline, fue reportada como desaparecida en diciembre pasado

*Su cuerpo fue encontrado desde el 18 de enero en el municipio de El Marqués, pero hasta un mes después de las pruebas pericial confirmaron que si era ella

 

Autoridades de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) confirmó el hallazgo del cuerpo sin vida de la joven Yosheline Arenas Heredia, quien el pasado 12 de diciembre fue reportada como desaparecida dando inicio a la averiguación previa IV/3909/2015 por la denuncia presentada en ese momento por familiares de la víctima.

Al respecto la autoridad judicial explicó en rueda de prensa que como parte de las primeras diligencias se recabaron las declaraciones de familiares de la joven, quienes en todo momento colaboraron con la investigación, aportando la información que les fue requerida sobre su círculo cercano.

El 14 de enero se puso en funcionamiento la Unidad Especializada en Búsqueda de Personas, instancia que atrajo las investigaciones del caso, ampliando las líneas de investigación.

El 18 de enero se localiza un cuerpo sin vida en la carretera estatal 200, a la altura de la comunidad de Saldarriaga, en el municipio de El Marqués, por lo cual se dio inicio a la averiguación previa I/46/2016.

En aquel momento, personal especializado de la Institución acudió al lugar del hallazgo, se realizaron las diligencias correspondientes para el procesamiento del lugar, y se ordenó el traslado del cuerpo sin vida para la práctica de la necrocirugía, comenzando la intervención del grupo especializado en la investigación de homicidios.

Los peritajes en materia de genética forense realizados por esta Procuraduría confirmaron al 99.99% la compatibilidad del perfil genético del cuerpo con el de familiares de Yosheline Arenas Heredia, situación que fue corroborada por medio de otra prueba pericial efectuada por la Procuraduría General de la República (PGR).

A pesar de lo anterior familiares de la joven solicitaron un procedimiento en hidratación de cuerpos, así como un peritaje en genética forense realizado por un particular.

No obstante, la Procuraduría General de Justicia ya contaba con evidencias científicas suficientes para confirmar la identidad del cuerpo, por lo que se integraron ambas investigaciones y del trabajo conjunto se generaron los siguientes resultados.

De un video proporcionado por la familia se pudo establecer que Yosheline abordó de forma voluntaria un vehículo de color gris.

Cabe destacar que con información aportada por familiares, elementos de la PID lograron establecer con certeza las características del vehículo, siendo éste de la marca Toyota, tipo Yaris, color gris.

Adicionalmente, la PID realizó un análisis de los lectores de placas ubicados en la zona en el lapso en que la joven abordó el vehículo,  detectando dos unidades con características similares al que se aprecia en el video.

Como resultado, una de las unidades fue descartada toda vez que se verificó que pertenecía a una persona de la tercera edad, por lo que se enfocaron las indagatorias en el otro vehículo, cuyo poseedor era una persona joven de sexo masculino.

Derivado de la verificación que se hizo al teléfono de Yosheline se estableció que el número telefónico del sujeto referido se encontraba entre sus contactos.

A raíz de esta situación se inicia una investigación mediante la unidad de análisis e inteligencia logrando referenciar a través de una red de vínculos derivado de los equipos telefónicos y como resultado se obtuvo que el día de la desaparición de Yosheline existían coincidencias de tiempo y lugar de acuerdo a la información proporcionada por la unidad de inteligencia, donde se aprecia que ambos abordan el vehículo y que en el mismo se trasladan hasta el domicilio del imputado, donde se sigue advirtiendo la presencia de ambas personas, hasta las 4:00 horas del día siguiente cuando el teléfono del sujeto fue ubicado en el sitio donde fue localizado el cuerpo, situación inusual ya que en los registros del uso del teléfono nunca había asistido a ese lugar.

Con los resultados de los peritajes externos, los familiares de Yosheline comparecieron el día de hoy ante el Ministerio Público para solicitar la entrega del cuerpo.

A partir de ese momento ante el inminente conocimiento público de la noticia de la identificación, se generó el riesgo de que el imputado pudiera evadir la acción de la justicia, por lo que el Procurador ordenó al Ministerio Público su detención por caso urgente.

Al ser detenido el sujeto tripulaba un vehículo Marca Toyota, tipo Yaris, color gris, con placas de circulación para el estado de Nuevo León y al ser presentado ante la fiscalía, aceptó haber dado muerte a Yosheline.

En este momento, se realizan diversas diligencias, entre ellas un cateo en el domicilio del imputado.

Durante la investigación se privilegió el respeto a la familia y la exigencia de que la información de la averiguación no se hiciera pública, particularmente se respetó su derecho a verificar el trabajo pericial de la Procuraduría General de Justicia, situación que obligó a esta institución a mantener en reserva los avances de los peritajes sobre la identidad del cuerpo.

Como un compromiso del gobernador, se privilegió el derecho que tienen las víctimas a la verdad y a la justicia, así como a buscar una reparación integral del daño.

En la rueda de prensa estuvieron presentes: Jorge Sánchez Martínez, el abogado de la familia de Yosheline Arenas Heredia,  y el Subprocurador de Investigaciones y Procesos, Lic. Humberto Pérez González.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.