Diputado de Querétaro busca poner en orden a empresas de Gas Lp

*El objetivo es prevenir fugas y a su vez explosiones
El diputado de la LVIII Legislatura de Querétaro, Carlos Vega de la Isla entregó en la Oficialía de Partes, su primera iniciativa de ley a título personal, para reformar y adicionar artículos a las leyes del Sistema Estatal de Protección Civil y de Tránsito del Estado, con la finalidad de disminuir los altos índices de accidentes ocasionados por fugas de gas, ya que mencionó que en los últimos tres años se han registrado alrededor de 276 incidentes, por lo que el objetivo de esta iniciativa es salvaguardar la seguridad de los queretanos e incentivar a quienes manejan este tipo de gas, para que sean más cuidadosos en su operación.

Entre las propuestas de reforma, el legislador propone que las empresas que almacenen, comercialicen, produzcan, empleen o generen sustancias, materiales o residuos peligrosos, deberán informar a la coordinación estatal, incluyendo detectores de emergencia y mecanismos automáticos que detengan las fugas o derrames. Y las empresas o establecimientos que almacenen, transporten, distribuyan y/o comercialicen gas licuado deberán contar con detectores o sensores de emergencia de fugas de gas y mecanismos automáticos que detengan las fugas o derrames, tanto en las instalaciones de la empresa, como en cada una de las unidades de distribución del gas.

Por otra parte, no será procedente el refrendo del registro cuando la empresa no cumpla la normatividad en materia de Protección Civil, así como la falta o mal funcionamiento del equipo relativo a los detectores o sensores de emergencia de fugas de gas y su equipo automático que detengan la fuga o derrame. Será acreedor a infracciones quien no cuente con el registro vigente o refrendo ante la Coordinación Estatal de Protección Civil, considerándose como infracción grave.

En cuanto a la reforma a la Ley de Tránsito, se considerará como infracción a quien traslade vehículos de transporte de gas natural, gas licuado de petróleo o sustancias peligrosas, sin contar con detectores o sensores de emergencia de fugas o derrames, así como equipo automático que detenga la fuga o derrame; incluso suspensiones temporal hasta por seis meses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.