La Ardilla de Marcos: Autoritarismo en la Ciudad de Todos

Por Albin y compañía

 

De miedo

El presidente municipal de Querétaro, Marcos Aguilar Vega, anunció que ahora “innovará” en dos asuntos; diez patrullas en el Centro Histórico, con modelos y diseños que habrá de dar a conocer y la urbanización que se realizará en Santa Rosa Jáuregui. Ambos con el bien conocido “mercadito” del municipio; la primera inversión será obtenida de la venta de la “famosísima” camioneta blindada y la segunda con la venta del “famoso” lienzo charro, lo cierto es que cuando al edil capitalino le entran las ganas de innovar, ya no sabe uno si reir o llorar.

Inapelable

Aunque el despido de Martha Ibarra fue otro de los incontables golpes que ha recibido la administración de Marcos Aguilar, el edil ya declaró que no hay marcha atrás con el trámite y que respaldó la decisión tomada en el Instituto Municipal de la Mujer. Por cierto que la titular de la dependencia, Elda Hernández Salcido, dijo que la extrabajadora fue despedida, entre otras cuestiones, por no tener maestría, sin embargo, al ser cuestionada sobre la capacitación que ella tiene, se mostró dubitativa y respondió que ella tiene maestría en administración y “el diplomado de género”.

“Estoy para servirle”

Como si se tratara de un capricho propio más que de un obsequio bienintencionado, el presidente municipal de Querétaro, Marcos Aguilar Vega, regaló chamarras a los reporteros de la fuente, iguales a las que usa su equipo durante las jornadas de Miércoles Ciudadano, de acuerdo con el propio edil, las prendas fueron mandadas hacer para los colegas, sin embargo, la dádiva resulta de dudosa finalidad cuando se lee en la espalda “estoy para servirle”.

Mala cara

De “cállate” fue la cara que puso Marcos Aguilar, cuando durante la firma del acta constitutiva de la asociación Productores Ovejeros Santa Rosa, el representante del organismo, dijo a todo pulmón que ellos ya tenían varios años organizados y que lo que ocupaban en realidad eran apoyos; animales y dinero, pues.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.